martes, 14 de enero de 2020

BUENAS PRACTICAS AMBIENTALES EN ACTIVIDADES EN EL MEDIO NATURAL

PROYECTO LIBERA PARA LA COMARCA DEL SOMONTANO DE BARBASTRO
"SOMONTANO SOSTENIBLE"

LIBERA, unidos contra la basuraleza, es un proyecto creado por la ONG ambiental decana de España, SEO/BirdLife, en alianza con Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases para liberar la naturaleza de basura.
El objetivo de esta iniciativa es concienciar y movilizar a la ciudadanía para mantener los espacios naturales liberados de basura. Para ello, LIBERA plantea un abordaje del problema en tres dimensiones: conocimiento, prevención y participación.
Todos los años, el proyecto LIBERA apoya acciones locales destinadas a la mejora del entorno natural.

Durante el año 2019, la Comarca de Somontano de Barbastro participó en este programa con el Proyecto SOMONTANO SOSTENIBLE de formación y sensibilización dirigido a las empresas de turismo activo, a los turistas y demás empresas turísticas de la zona, para analizar las posibles afecciones en el medio natural derivadas de las acciones del turismo activo y cómo aportar soluciones.

La empresa ARAGONEA, ha ejecutado el proyecto, mediante la elaboración de: INFOGRAFIAS de BUENAS PRACTICAS AMBIENTALES en la realización de actividades de turismo activo en medio natural, tanto de los guías, participantes y público en general que quiera disfrutar de este entorno natural sin afectarlo.











Ademas, a partir de estas infografías se ha realizado un pequeño vídeo, que se puede ver en la siguiente dirección:

SOMONTANO SOSTENIBLE



PLAN DE ACONDICIONAMIENTO DE ZONAS FORESTALES URBANAS

URBANIZACIÓN ENTREPINOS EN EL TM DE VILLANÚA - HUESCA

La urbanización “Entrepinos” se ubica  al sur del núcleo de población de Villanúa, en la margen derecha del tramo alto del río Aragón, junto al Barranco de San Raime.
Este barranco provocaba grandes fenómenos de erosión, por su cauce temporal torrencial, tal y como demuestra el gran cono de deyección, sobre el que hoy en día se encuentra la urbanización. En los años 60, este cauce fue corregido mediante la construcción de diques en la parte alta, el desvío de la parte final del barranco y la repoblación de todo el cono de deyección mediante pino silvestre, el cual sujeta toda la ladera.

En la primera década a partir del año 2000, este entorno se re-clasifica para la construcción de zonas residenciales, aterrazando el cono de deyección, pero dejando en las zonas de ladera la vegetación inicial (el pinar), como medida de protección frente a la erosión.

Sin embargo, el completo abandono de esta masa forestal, entre zonas urbanas, supuso el crecimiento excesivo de vegetación, formándose una elevada concentración de pinos delgados pero de gran altura  (buscando el sol) entre un denso sotobosque. Esta situación supone dos grandes riesgos, el de caída (que puede afectar a las edificaciones) y el de incendios.


 

 

El Plan de acondicionamiento de las zonas forestales urbanas, redactado en abril de 2019, consistió en: reducir el riesgo de incendios o minimizar su propagación (segun el D167/2018), mejorar el estado de los grandes pinos para evitar posibles caídas que podrían afectar a las edificaciones colindantes y finalmente buscar una integración entre estas masas forestales naturales y el medio urbano, evitando que se conviertan en zonas meramente ajardinadas perdiendo su gran valor natural.



Durante el plan se dividió toda la urbanización en terrazas-talud, se identificaron todos los pinos individualmente y se propuso el trabajo silvícola por fases anuales de ejecución.

Las siguientes fotografías corresponden a los trabajos de desbroce y tala de la primera fase ejecutada.